Crónica y Galería Procesión Milagroso Niño Jesús de Praga 2019

El pasado veintiséis de enero amanecía radiante un día histórico para la Archicofradía del Carmen con la Procesión del Milagroso Niño Jesús de Praga.

En torno a las diez de la mañana se abrían las puertas de la Iglesia del Santo Ángel, y hermanos, fieles y devotos se acercaban a contemplar el paso procesional, mientras se ultimaban detalles.

A medio día antes que cerrara el Templo, una representación de la Hermandad de Ntra. Sra. del Carmen Coronada de Estepona, visitaba al Milagroso Niño Jesús de Praga, y ofrecía a la Stma. Virgen del Carmen un escapulario.

Cerrado el Templo, el equipo de priostía colocó el paso procesional del Niño de Praga en el centro del presbiterio, y adecuó la iglesia para la salida procesional.

De nuevo, la Archicofradía sigue confiando en Antonio Rivera para colocar el exorno florar, que este año estaba compuesto por rosas inglesas, rosas de pitiminí, antirrhinum, claveles, crisantemos, clavel barbaridad y flor de cera. 

Un detalle en memoria del pequeño Julen, fue el de la colocación de un lazo blanco con su nombre en un candelabro, por parte de las camareras de la hermandad.

Fue a las cinco de la tarde cuando comenzaron a llegar las cuarenta representaciones confirmadas para la procesión. Una vez formado el cortejo en el interior del Templo, se rezaba una oración por el alma del pequeño Julen.

A las seis menos veinte de la tarde salía la Cruz Alzada por el dintel de la puerta del Santo Ángel y comenzaba a sonar los tambores de la A.M Sta. María Magdalena de Arahal Juvenil que abría el cortejo procesional.

Diez minutos más tarde salía el Milagroso Niño Jesús de Praga con el Himno Nacional y las marcha “Tamtun Ergo” y “Jesús al Pueblo”, interpretado por la A.M Sta. María Magdalena de Arahal.

El cortejo discurrió por la calle Velázquez en busca de la Plaza de la Campana, donde se interpretaron las marchas “Ntro. Padre Jesús de la Victoria”, “Nuestro Señor” y “Rocío del Cielo”.

Anocheciendo sobre Sevilla, el cortejo buscaba la Plaza del Salvador, en la calle Cuna entraba el paso del Milagroso Niño a los sones de las liras y flautas con la marcha “Dios de Esperanza”. Tras ella, se interpretaba el “Canon” de Pachebell.

Ya en la Plaza del Divino Salvador, la luz de los candelabros iluminaban el templete dorado, mientras el paso cruzaba la plaza sin el descanso de los costaleros.

Tras discurrir por la calle Sierpes y Jovellanos, llegaba el paso a la calle Tetuán, donde ganaba los últimos metros del recorrido marcha tras marcha.

La A.M Sta. María Magdalena de Arahal Juvenil, hacía su entrada en la Iglesia del Santo Ángel en torno a las nueve y cuarto de la noche, mientras que el paso del Milagroso Niño Jesús de Praga quedaba cuadrado delante de la puerta en torno a las nueve y media de la noche.

Fue llegando a nuestro Convento cuando se vivieron los momentos más bonitos, siendo un deleite los sones de nuestra querida A.M. Santa María Magdalena de Arahal.

El Milagroso Niño Jesús de Praga entraba a los sones de “Oh, Bendita Esperanza”, “Cerca de Ti Señor”, “La Misión”, “Ave María” y “Ánima Christi” poniendo el broche de oro final a esta salida procesional.

Para el recuerdo quedará esa estampa del Altar Mayor de la Iglesia del Santo Ángel repleto de jóvenes que acompañaron a su Niño por las calles de Sevilla.

Pulsa sobre la imagen para ampliar
Imágenes:
XJMARTIN
Daniel Longa
Pilar Pérez
Cinturondeesparto.com